Decantadores y Sedimentadores

En todo proceso de depuración la decantación es una actividad necesaria para eliminar los sólidos sedimentables. La mayor parte de las sustancias en suspensión en las aguas residuales industriales no pueden retenerse con otros equipos de pretratamiento como rejillas, desarenadores, separadores de grasas, ni equipos de flotación, por su densidad y tamaño.

La función del decantador lamelar es poder separar los elementos semipesados y pesados en suspensión, que llevan las aguas residuales indutriales y que perjudican el tratamiento posterior, generando depósitos en las conducciones hidráulicas, tuberías y canales, así como abrasión en rodetes de bombas y otros equipos.

El decantador lamelar debe ser diseñado para la separación eficiente de sedimentos del agua en continuo, y deben tener dos propósitos fundamentales:

  1. Aumentar la superficie de decantación.
  2. Obtener un flujo laminar.

Los decantadores lamelares son elementos imprescindibles en todo sistema de depuración de aguas. Su función es separar las partículas sólidas suspendidas en el agua, es decir, la arena, la arcilla y el limo que el agua arrastra consigo. Una operación fundamental para evitar la acumulación de estas substancias en el circuito hidráulico, en las bombas de agua y en las tuberías, algo que a medio plazo provocaría un importante deterioro del sistema de depuración en su conjunto.

Nuestros decantadores lamelares están hechos en su integridad de polipropileno (PP), un material termoplástico altamente resistente a la corrosión y que soporta temperaturas muy elevadas, razón por la cual es utilizado en plantas para el tratamiento de aguas, aunque también puede ser empleado en otras aplicaciones similares. El soporte exterior puede ser de acero inoxidable o acero ordinario con tratamiento antioxidante y anticorrosivo, con un perfil normalizado que da como resultado una estructura más robusta y más resistente a la corrosión.

El interior lo conforman los paquetes lamelares, también llamados módulos lamelares, situados en la cámara de decantación y encargados de la separación de las partículas sólidas en suspensión. Este elemento está formado por lamas encaradas transversalmente con un ángulo de 55˚ o  60º, las cuales arrastran hacia el fondo la materia más pesada empujando el agua clarificada y libre de sedimentos hacia la superficie. También están fabricadas totalmente en polipropileno o  PVC.

Producimos diversos tipos de decantadores lamelares de diferentes tamaños según caudales: 1,  2,5, 5, 10, 15, 20 , 25, 30, 60 y 100 m3/h. Siempre acorde a las necesidades e instalaciones de nuestros clientes encontraremos la mejor solución para la decantación de aguas con sedimentos.

Decantadores Lamelares